, ,

Sensaciones desde Indonesia

Cristina Monzón, nos cuenta en vivo, desde Balí (Indonesia), las sensaciones que le han despertado este increíble país.

País de amable sonrisa en medio de un tráfico furioso de coches con volante invertido.
Calor mucho calor suavizado por las olas de un Océano Índico que se encabrita con el sol de la mañana dando gusto a intrépidos surferos y que retrocede calmo por las tardes dejando piscinas tobilleras para niños y adultos precavidos.

Templos de piedra y devoción hindú fusionada con el respeto a la madre tierra, al padre viento, a los ancestros, al pasado recóndito cuando Bali era todavía un paradisiaco terruño sin descubrir.

templos-indonesia

Paisajes de verde rabioso descascarillado por los chillidos de monos pendencieros, sin embargo considerados como sagrados por los lugareños.

Picante derretido sobre salsa de mango y lemon grass que danzan en tu lengua en una sinfonía inconclusa de gustos evocadores y aromas provocadores.

Una isla de contrastes donde vives con casi nada o casi todo. Donde el ex patriado se enamora perdidamente de los ojos dulces de una esbelta balinesa que promete con su esquiva mirada noches de dulce pasión y poco sueño.

indonesia

Y aunque acabes de llegar y no tengas más que una pequeña pincelada difuminada como el batik de sus telas, el corazón ya se confiesa enamorado de una tierra que nada pide y todo ofrece.

Si quieres saber más sobre Indonesia no te pierdas su ruta de 8 días por Bali, o la ruta de Jesús de qué ver en Bali en 4 días.


Si vas a viajar a Bali o Indonesia quizás te interese leer:
Escrito por Cristina Monzón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.