Día 3: Torre de Tokio, Templo Zojoji e Isla de Odaiba

0

El 3º día de esta completa ruta por Japón de 15 días, Franc se lo dedicó también a Tokio. Aprovechó para visitar la Torre de Tokio y el Templo Zojoji. Por cierto, no os perdáis el atarceder de la Isla de Odaiba.  

Lo primero que hice esta mañana fue realizar el check out en el First Cabin Tsukiji y dirigirme al hotel Park Hotel Tokyo, justo encima de la estación JR Shimbashi, a dos paradas de la estación de Tokio, y muy cerca también del barrio de Ginza, por lo tanto me resultó muy fácil desplazarme de un hotel a otro. Decidí concederme el capricho de pasar mis dos últimas noche en Tokio en este hotel porque tiene unas vistas fabulosas de la ciudad y de la Torre de Tokio y encima tuve la suerte de encontrar una oferta estupenda de dos noches por el precio de una. Las vistas desde la recepción ya te dejan sin habla, ya que ésta se halla en la planta 25 del edificio, y a partir de la planta 26 se encuentran las habitaciones, con unas vistas también increíbles. En un día claro se puede incluso divisar el Monte Fuji.

Vistas desde Park Hotel Tokyo

Vistas desde Park Hotel Tokyo

Torre de Tokio

Torre de Tokio

Torre de Tokio y templo budista Zojoji.

Una vez instalado, comencé la ruta del día dirigiéndome a la Torre de Tokio. Sinceramente, no vale la pena dedicar tiempo a este lugar. Mientras que desde lejos hay mucha gente a la que nos parece bonita (o al menos llamativa), desde cerca lo pierde todo, y tampoco pienso que valga la pena subir. Lo que sí me gustó mucho es un templo que hay cerca, el templo budista Zojoji, probablemente mi favorito de la ciudad, no sólo porque las vistas del templo, con la Torre de Tokio detrás, resultan muy curiosas, sino porque el templo en sí es muy bonito, especialmente su antigua puerta roja de acceso al recinto. Además estaban realizando una ceremonia cuando lo visité, y todo me pareció bastante mágico.

Templo budista Zojoji

Templo budista Zojoji

Templo Zojoji

Templo Zojoji

Por la tarde, me dirigí a la isla artificial de Odaiba, situada en la bahía de Tokio, al otro lado del Puente Rainbow. Aunque se puede llegar en barcos que salen desde algunos puntos de Tokio, a mí me encantó dirigirme allí en el moderno tren elevado de la línea Yurikamone, que se puede coger desde las estaciones de Shimbashi o Shiodome, con vistas muy chulas en muchos momentos del recorrido.

Tren elevado de la línea Yurikamone

Tren elevado de la línea Yurikamone

Isla de Odaiba

La isla de Odaiba es un lugar puramente turístico lleno de centros comerciales, restaurantes, terrazas, museos, una noria gigante y el famoso edificio de la cadena de televisión Fuji, además de contar con el mayor onsen de Tokio, el Ooedo-Onsen-Monogatari. Pero quizá lo más llamativo es la réplica de la Estatua de la Libertad y la playa que hay junto a ella. A mí me gustó mucho ver el atardecer desde aquí y las magníficas vistas de la ciudad, así que recomiendo definitivamente la visita a esta isla antes de la caída de sol para no perderse el atardecer.

Isla de Odaiba

Isla de Odaiba

Atardecer desde Isla de Odaiba

Atardecer desde Isla de Odaiba


Si vas a viajar a Japón quizás te interese leer:
Escrito por Franc Sandoval.
¿Y si nos votas? Gracias :)

Leave A Reply