Qué ver en Trier Alemania.

0

Erase una vez, una pequeña ciudad de Alemania que fue una de las ciudades más importantes del imperio romano. Trier o Tréveris era junto a la antigua Costantinopla, actual Estambul, una de las dos capitales más allá de Roma. Contaba con 60.000 habitantes, todo un récord para su tiempo. A través de este artículo, os mostraremos qué ver en Trier en un día y os ofreceremos planes alternativos para alargar vuestra estadía dos o tres días ya que su patrimonio histórico es de un valor incalculable. Cuenta con hasta 9 patrimonio de la humanidad. Si todo esto fuera insuficiente, también es la cuna de uno de los padre del comunismo, Karl Marx.

Qué ver en Trier Alemania

Probablemente, la gran ventaja de Trier respecto a otras ciudades es que cuenta con un centro histórico de reducidas proporciones siendo completamente peatonal. De este modo, caminarás de manera placentera y está enfocado tanto a adultos como niños.  Considerada como la ciudad más antigua de Alemania, Augusta Treverorum como era conocida en su día, te  invita a descubrir su abundante pasado  a través de su excelente conservación de los lugares de interés. Por lo tanto, te recomiendo observar su legado con minuciosa atención entre callejuelas medievales y vestigios imperiales.

Porta Nigra

Sin lugar a duda, el emblema de la ciudad. Tal vez la reconozcas ya que ha sido la elegida por Alemania para ser mostrada a Europa a través de los dos euros conmemorativos de 2017. La Porta Nigra es la puerta romana de mayor tamaño que se conserva hoy en día y era una de las cuatro puertas con las que contaba la extinta – más allá de unas ruinas testimoniales- muralla que protegía la ciudad.

Qué hacer en Trier en un día

Qué hacer en Trier en un día, feliz al visitar este monumento.

Existe la posibilidad de visitar su interior, para ello os recomiendo adquirir la Antiekencard que ofrece la visita hasta 5 lugares de interés por tan solo 18 €, el ahorro es más que considerable. En el interior descubrirás una galería de arcos . ¿Por qué se conserva la Porta Nigra?. Un monje ermitaño vivió durante siete años en las entrañas de la puerta negra falleciendo entre sus muros. Después de su muerte, fue considerado santo y según sus deseos se canonizó y enterró en la puerta. Este emblemático edifico fue modificado para convertirse en una Iglesia en honor a San Simeón. Después de la conquista de Napoleón, él decide demoler la Iglesia y dejar la puerta original tal y como la habían construido los romanos.

Plaza del Mercado

El corazón de ciudad es el punto adecuado para detenerse y contemplar el precioso núcleo urbano de la ciudad. Desgraciadamente, como gran parte de Alemania, fue bombardeada en la segunda guerra mundial destruyendo gran parte de sus antiguas viviendas. Por fortuna, se hallan en pié tres casas que datan del siglo XVI y que cuyo interior da acceso al antiguo barrio judío de Trier.  El origen de este barrio –   Judengasse o callejón judío – se remonta al siglo XIII cuando las familias judías crearon este túnel por seguridad en caso de tener que huir. Hoy en día da acceso a una zona de tiendas y pubs alternativos.

Plaza del mercado. Qué ver en Trier Alemania

La plaza del Mercado es un ir y venir de viandantes que entre tiendas de las últimas marcas, carnicerías locales y pequeños puestos de flores,frutas y verduras, dan alma a la ciudad. Si deseas probar la gastronomía local, te recomiendo acudir a este punto y buscar entre sus pequeñas tiendas o bares que cuentan con venta directa al exterior.

Cerveza en Trier.

Basílica de Constantino

Construida en el siglo IX era durante la los tiempos del imperio, el lugar reservado para el trono y la oratoria del emperador romano. Llama poderosamente sus gigantescas dimensiones para la época, debemos pensar que cuenta con más de 1500 años y está construido a base de ladrillos debido a que a sufrido alteraciones a lo largo de su historia. Desgraciadamente el interior no ha sobrevivido hasta nuestros días estando completamente desnudo, a pesar de ello, encontrarás en el interior del recinto imágenes de cómo lucía repleta de colores, estatuas y mármol.

Qué ver en Trier en un día. Basílica de Constantino

Por si todo esto fuera insuficiente, es considerada la estancia con mayores dimensiones que se conserva de la antigüedad. En el interior no encontrarás ninguna columna en esta nave de colosales dimensiones. Si los romanos querían mostrar grandeza y opulencia de su emperador, realmente lo consiguieron. Diecisiete siglos después, sigue impresionando a locales y viajeros.

Palacio del Príncipe Elector

Actual sede de los servicios administrativos del Estado Federal Renania Palatinado, es una de las obras rococó más importantes de Alemania. Su excelente ubicación, al lado de la Basílica de Constantino, nos hace sentir unos auténticos emperadores caminando por sus afrancesados jardines repletos de esculturas de Ferdinand Tietz. Al lado derecho de los jardines, encontrarás una zona de juegos, toboganes y columpios siendo una parada obligatoria si viajas con niños.

Palacio del Príncipe Elector. Qué ver en Trier Alemania en un día.

La Casa de los Reyes Magos

Diversas teorías abundan Internet sobre la existencia de la casa de los tres reyes magos en Trier. Según nos contó el guía oficial de Turismo de Trier, la verdad es que en el siglo XVIII un comerciante de Colonia decide abrir un restaurante en Trier. Como probablemente sepáis, los restos de los reyes magos residen en la Catedral de Colonia. ¿Qué tiene que ver esto con el nombre? La respuesta es bien sencilla, el empresario decidió colocar un cuadro con las reliquias de los reyes magos y es por eso que actualmente se conoce como la casa de los tres reyes magos.  Una vez te detienes ante el edificio verás una clara influencia morisca, se cree que los habitantes que participaron en las cruzadas con los otomanos, aquellos que sobrevivieron, regresaron con el estilo arquitectónico y decidieron plasmarlo en la fachada de la ciudad.  Actualmente es considerado el edificio más antiguo de Alemania.

Catedral de San Pedro

Construida sobre un antiguo templo romano es considerado el templo cristiano más antiguo de Alemania. Actualmente debido a diferentes modificaciones estéticas a lo largo de los siglos, dan impresión de una iglesia construida a retales. Personalmente me recordó al templo cristiano de Sarajevo en Bosnia Hezergovina.

Claustro de la Catedral de San Pedro. Qué ver en Trier en un día o dos días

Sin lugar a duda, el claustro de la Catedral es uno de los puntos clave dentro de nuestro qué ver en Trier en un día o dos. Se trata de una arcada de medio punto sobre pilares compuestos que en forma de cuadrado protegen al cementerio de la Catedral de San Pedro.  Como curiosidad, en este lugar se encontraba la sede del tribunal de justicia romano que contaba con sus propias leyes y jurisprudencia. Por último, al lado de la Catedral se halla la iglesia gótica más antigua de Alemania y se entra a través de la puerta del paraíso.

Anfiteatro

Construido en el siglo II después de Cristo, llegó a tener una capacidad de 18.000 espectadores. Este recinto era conocido al oeste del imperio contando con gladiadores y animales salvajes en la arena, un espectáculo de sudor, sangre y lágrimas. El Anfiteatro fue utilizado hasta principios del siglo V. Posteriormente, en la Edad Media, como muchas otras construcciones, fue utilizado como cantera.

Anfiteatro de Trier. Fotografía propiedad de Shutterstock. No acudimos a visitarlo debido a que íbamos con una niña pequeña y estaba alejado del centro

Karl Marx

La ciudad se divide entre los partidarios y los detractores de contar con el “dudoso” honor de ser la cuna de Karl Marx. Más allá de sus ideas y la aplicación de estas en el mundo real, Karl Marx cuenta con un museo en la casa donde habitó en la ciudad. También se puede ver el exterior de la casa de su mujer, actual sede del VolskBank. Como curiosidad, al final del artículo os muestro cinco más, el gobierno de la República Popular de China ha enviado una carta formal al ayuntamiento para regalar una estatua de Karl Marx e inaugurarla en Marzo de 2018. Sin embargo, el ayuntamiento que si ha aceptado la invitación, ha descubierto una muralla medieval  en sus excavaciones y en estos momentos están estudiando como llevarlo a cabo y hacerlo posible. Espero viajar de nuevo a Trier para hacer un tour sobre Karl Marx y así poder observar  o no, la estatua del filósofo.

Karl Marx en Trier

Karl Marx en Trier

Baños de Bárbara

Se pueden visitar diversos baños romanos, aunque los de Bárbara son los más importantes y forman parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad. Eran los segundos más grandes de todo el imperio después del de Roma y ese dato nos evoca una vez más a pensar en la capitalidad e importancia de Trier en la antigüedad. Una pasarela recorre las cuatro hectáreas del terreno donde podremos observar desde arriba las ruinas con dibujos y textos explicativos de las diferentes funciones de las salas.

termas de Bárbara en Trier Alemania

termas de Bárbara en Trier Alemania

Puente romano.

Probablemente, la mayor sorpresa del viaje fue encontrarnos con el puente romano. Situado en el río Mosel, data del año 17 después de Cristo. Hoy en día se conservan los pilares originales. En la segunda guerra mundial, los alemanes estuvieron apunto de volarlo, afortunadamente una rápida intervención de los americanos salvó el puente. Los estadounidenses quitaron la dinamita depositada en el interior de los pilares, el objetivo alemán era cortar una de las vías de acceso a la ciudad y así proteger durante más tiempo su control.

Puente Romano en Trier. Más antiguo de Alemania.  

Otros datos de interés sobre Trier

  • El presidente francés Charles De Gaulle vivió dos años en Trier mientras realizaba la carrera militar. Aquí aprendió el idioma alemán ya que según él debía aprender el idioma del enemigo.
  •  Trier fue una parada importante del camino de Santiago, además de venerar la figura del apóstol en la plaza principal, en época medieval existía un hospital para los peregrinos del camino.
  •  Después de conquistar la Galia, los romanos avanzaron hacía Trier tuviendo el honor de contar con Julio César entre los personajes célebres que han pernoctado en la ciudad.
  •  Napoleón conquistó Trier destruyendo todo lo construido por sus enemigos. Afortunadamente, a petición suya, ordenó mantener todo el legado romano.

Curiosidades de Trier

Estas líneas son cortesía de nuestra embajadora Ana Sánchez.

A continuación, os mostraremos un ejemplo muy curioso y en forma de mensaje ya que desde época medieval se lanzaban información (a menudo amenazante) a través de las construcciones mas importantes de la ciudad. En la plaza del mercado de Trier, existía una casa de fiestas en la cual habían colocado dos estatuas de dos soldados. Uno de ellos mira a la derecha donde se encuentra la iglesia,esta tiene el visor levantado, lo cual indica que la casa de fiestas y la iglesia mantenían una buena relación. Sin embargo, el otro soldado mira claramente hacia la Catedral de San Pablo y en este caso el visor esta totalmente bajado, lo cual indica que tenían un grave problema, y que este seria difícil de resolver, es un signo de enfado.  Más de la mitad de la población estaba totalmente en contra del Príncipe Elector de Trier, dueño de la Catedral y que buscaba a través del poder religioso el afecto del pueblo.

Catedral de San Pablo Trier

Catedral de San Pablo Trier Alemania

Pero aquí no acaba todo, la catedral, responde a la casa de fiestas y de manera bastante clara y amenazante. En el reloj de la entrada principal, que ademas está situado frente al soldado con el visor bajado, hay una inscripción que dice “NESCITIS QVA HORA DOMINVS VENIET” (“No sabéis a que hora viene el señor”).
Y por otro lado la iglesia que simpatizaba con la casa de fiestas pero a la vez parece que no quería meterse en problemas, lanza otro mensaje a modo de enigma, “vigila la hora” situado en la fachada frente al soldado con el visor bajado. Este mensaje indica a la casa fiestas que tenga mucho cuidado ya  que claramente les habían amenazado y que no los pierdan de vista, que no olviden la inscripción del reloj. Desconozco si a vosotros os gustan estas historias, pero a mi me fascinan este tipo de enigmas que aun hoy en día pueden leerse. Eso si, si no eres un buen investigador necesitaras de la ayuda de un guía que conozca estos secretos, por que os aseguro que pasan desapercibidos y los hay en mas ciudades de las que pensamos, probablemente en la tuya también.

¿Por qué visitar esta ciudad?. Conclusión de qué ver en Trier

Debido a los siguientes motivos, considero que visitar Trier en uno, dos o tres días es ideal para disfrutar de unas de las ciudades más desconocidas e interesantes del viejo continente.

  • Fue una de las ciudades más importantes del Imperio Romano.
  •  Cuenta con 9 patrimonio de la humanidad.
  • Es peatonal, accesible y completamente llana. Ideal para todo tipo de públicos.
  •  Una ciudad muy bien situada, y poco turística, siendo idónea para realizar una parada de camino a Ciudad de Luxemburgo.
  •  Está bien conectada y comunicada con aeropuertos, contando con el de Ciudad de Luxemburgo y Frankfurt Hann a menos de 1 hora en autobús.
  •  Aunque se sitúa en el este de Alemania, es una de las ciudades menos desarrolladas económicamente del país, los precios son relativamente económicos comparados con Berlin, Hamburgo, Dresde o Lubeck.
  •  Contaba con un circo romano que desgraciadamente no ha sobrevivido a nuestros días.
  •  En la plaza del Mercado hay una cruz celta que trajeron consigo los monjes irlandeses en la evangelización (siglo X) y un mono defecando sobre la justicia en una fuente en honor a San Pedro (del siglo XVI)!!!!.
Qué ver en Trier en un día o dos días

Qué ver en Trier en un día o dos días. Vistas desde la Porta Nigra a la ciudad

¿Cómo ir o llegar del aeropuerto de Frankfurt Hann a Trier en autobús?

Una de las preguntas que me rondaba la cabeza era la de cómo llegar del aeropuerto de Hann a Trier en transporte público. La empresa Flibco que cuenta con billete desde 5 euros trayecto fue la elegida. Los tres billetes ida y vuelta nos costaron 60 euros. Me gustaría comentar que por un descuido nuestro olvidamos un bolso con una de nuestras carteras, todos los DNIe y un móvil en el autobús. Rápidamente nos dimos cuenta y llamamos a la empresa. Esta nos comentó que el autobús se dirigía al aeropuerto de Luxemburgo. El procedimiento es que el conductor dejaría nuestras pertenencias en la oficina de objetos perdidos que cuentan en Bascharage, un pueblo de Luxemburgo.  El día siguiente fuimos camino del Gran Ducado y una vez llegamos a las oficinas centrales, nos entregaron el bolso con el siguiente recibo. Agradecemos a la empresa y sus empleados por la profesionalidad y diligencia. De este modo, pudimos recuperar nuestros DNIe, 100 € (el efectivo que había en la cartera), la tarjeta de crédito, el móvil y todas nuestras pertenencias.

Dónde dormir en Trier. Hotel recomendado para alojarse

Teníamos dudas de dónde alojarnos en Trier debido a que existían diferentes localizaciones dentro de un casco histórico de reducido tamaño. Decidimos alojarnos en el Hotel Deutscher Hof ya que cuenta con excelentes reviews, un precio bastante competitivo y cuenta con uno de los restaurantes más conocidos de la ciudad.  El tema del restaurante no es algo menor, debido a la diferencia de horario entre las horas de alimentación queríamos contar con un restaurante próximo a la habitación y así poder cenar a una hora razonable para nosotros. Después de caminar todo el día, subir a la habitación ducharnos, arreglarnos y bajar a cenar sobre las 20:30 es un lujo que no queríamos pasar por alto.

Dónde dormir en Trier

Dónde dormir en Trier

¿Cómo ir desde Trier a Ciudad de Luxemburgo?

Si deseas visitar Ciudad de Luxemburgo en un día te recomiendo hacerlo desde Trier. En la web oficial de trenes de Alemania compramos un billete de ida y vuelta para 2 personas a la capital del Gran Ducado, el precio original eran 74 € pero desconocemos porque nos realizaron un cobro de 20€, tal vez tengan una oferta asi vas y regresas en el mismo día.

La estación de trenes de Trier está muy próxima a la puerta negra, no es muy grande por lo que de manera sencilla encontrarás el andén para ir a la capital. El trayecto es de una hora de duración y se trata de trenes de dos pisos debido a la gran afluencia de personas que cada día viajan desde partes de Alemania, Bélgica o Francia para trabajar.

Por último, qué te ha parecido este qué ver en Trier Alemania. ¿Viajarías para conocer la ciudad más antigua del país?.

Alguna de las fotografías son propiedad de Shutterstock.

¿Y si nos votas? Gracias :)

Leave A Reply