Qué ver en Trieste Italia

0

Qué ver en Trieste en un día. Desde mi punto de vista, Trieste es una de las ciudades más bonitas de Italia.  De bonitos puertos y edificios próximos al Adriático se compone esta ciudad situada próxima a Eslovenia y Croacia. En su día representó el puerto más importante del Imperio Austro-Húngaro siendo conocida actualmente por ser punto de crucero y la puerta de entrada a la península de Istria.

Llegamos en avión procedentes de Valencia a Trieste como primera parada a una ruta en coche por Croacia y Eslovenia. Quedamos maravillados con la grandeza de sus edificaciones y palacios tan diferentes al resto de la República Italiana ya que su excelente ubicación y la influencia de las diferentes civilizaciones que han habitado estas tierras han llevado a cabo esta mezcolanza de estilos.

Qué ver en Trieste en dos días

 

Qué ver en Trieste Italia

Si decides visitar Trieste en 4 horas “a tope” podrás hacerte una idea genérica de lo que es el centro histórico, sin embargo, recorrer a pie de manera sosegada esta localidad fronteriza es probablemente la mejor manera de disfrutar de sus principales lugares de interés. Caminando por Trieste podrás ver edificaciones del legado romano, el imperio veneciano o de la mismísima Viena.

Piazza Unità d’Italia

El auténtico corazón neurálgico de la ciudad.  Es la plaza más importante de Trieste y está dotada de una arquitectura austro-húngara. Existen varios edificios en torno a esta plaza, pero el protagonista es El Palacio del Municipio, una obra que fue pensada y diseñada por el arquitecto Giuseppe Bruni. En los laterales encontrarás múltiples cafés para observar desde la terraza la mayor plaza abierta de Europa mirando al mar. Recomiendo tomar un tiempo para dar una vuelta tranquilamente y ver en detalle los edificios, realmente merece la pena. Al caer la noche la plaza se transforma, la iluminación que proyectan los edificios te resultará muy inspiradora.

Qué ver en Trieste

Piazza Unità d’Italia – Qué ver en Trieste

Gran Canal

Próximo a la plaza de la unidad, el Gran Canal es la joya fluvial de Trieste. Como si de la mismísima Venecia se tratase, los botes amarrados con una puesta de sol otorgan al lugar una belleza sin igual. Aquí encontrarás una estatua del genial escritor irlandés James Joyce ya que vivió en la ciudad varios años. En Italia como no podía ser de otra manera, la iglesia, de estilo neoclásico, preside la plaza del canal.

Qué ver en Trieste en 4 horas

Las playas de Trieste

Como buena localidad costera, dentro de los sitios más interesantes a visitar que ofrece Triste, están sus playas. Puedes pasarte por Barcola, Le Ginestre, Bagno, Punta Sottile, entre otras. Son playas bastante limpias, con aguas tranquilas y dotadas de una excelente temperatura.
Si quieres relajarte y tomar el sol, entonces no dudes en visitar las playas. De paso, en los restaurantes cercanos, aparte de un buen café, podrás degustar deliciosa gastronomía italiana marinada con un buen vino del país.

Cafés y tiendas antiguas

Me sorprendió muchísimo ver antiguas tiendas que todavía sobreviven a la globalización. Entrar en estos pequeños supermercados supuso para mi una vuelta al pasado encontrando elementos ya extintos en nuestro día a día con carteles publicitarios de los años 50. Siguiendo con ese viaje en el tiempo, los café de época son de visita obligada en tu viaje a Trieste. Numerosos artistas y escritores se daban cita en los café Torinese o San Marco para debatir sobre ideas o buscar a las musas.  La simbiosis de arquitectura vienesa con café italiano en un lugar repleto de historia es una auténtica delicia.

Tiendas antiguas – Qué ver en Trieste en un día

La Catedral di San Giusto

Es una las iglesias más icónicas de Trieste. Fundada en el año de 1320, cuenta con diversos estilos arquitectónicos debido a las diferentes remodelaciones realizadas a lo largo de los siglos. El rosetón de su fachada principal resulta hipnótico a la hora de contemplarlo. En el interior de la basílica encontrarás arte, matizado de un profundo silencio. Aparte de los mosaicos y los vitrales, las columnas de roca le otorgan un prestigio único a la catedral.

Interior Catedral di San Giusto Trieste

Interior Catedral di San Giusto Trieste

Museo della Bora

Dicen que uno de los aspectos más importantes de Trieste es su viento. Muchos consideran que Bora se encarga cada mañana de limpiar la ciudad con su intensa brisa. Para hacernos una idea de su fuerza, el récord de velocidad es de 171 kilómetros por hora. El Museo Bora está repleto de diversas obras de arte, fotografías, esculturas y literatura que acercan paso a paso el significado para la ciudad de este viento. Si decides visitar Trieste en un día es totalmente prescindible.

Museo Della Bora Trieste

Qué ver en Trieste y alrededores

Como os comentaba, nosotros decidimos visitar localidades croatas como Rovinj, Pula y su imponente anfiteatro romano, entre otros lugares de Istria. Además decidimos visitar Eslovenia en tres días disfrutando de  Liubliana, las cuevas Postjona, el castillo Predjama o el Lago de Bled y Radovljica.  Si deseas seguir realizando una ruta por Italia, hay dos lugares emblemáticos próximos a Trieste.

 La Gruta Gigante Y Castello di Miramare

  • Conocida como La Grotta Gigante, esta cueva se encuentra a 15 kilómetros de Trieste en el pequeño pueblo de Borgo Grotta Gigante. Según se tiene registro, esta caverna es una de las más grandes que existen en la zona del Carso, ya que tiene una altura de 107 metros, 280 de largo y unos 65 metros de ancho.  Al ingresar a la caverna divisarás grandes estalactitas, las paredes de roca y los largos escalones que hay que subir o bajar para disfrutar del recorrido. Lo mejor es que vayas bien abrigado, ya que las temperaturas de la Gruta Gigante son bastante bajas.
  • El Castillo de Miramar a pesar de reciente construcción cuenta con una historia peculiar. En este lugar se firmó el Tratado de Miramar en el cual Maximiliano de Habsburgo acepta el trono y se convierte en Emperador de México. Dejando a un lado esta breve introducción histórica, este hermoso castillo y su entorno repleto de jardines con encanto es una de las actividades más interesantes a realizar en tu escapada por Trieste ya que está situado a tan solo 15 minutos en coche de la ciudad.

    Castillo de Miramar – Qué ver en Trieste

  • El Faro de la Victoria. Toda la región de Trieste está llena obras arquitectónicas muy significativas, como lo son los faros y los castillos. Construido en 1923, rinde homenaje a todos los militares fallecidos, en batallas navales, durante la Primera Guerra Mundial.  Situado a 60 metros sobre el nivel del mar, desde su altura podrás disfrutar de la inmensidad del Adriático.
  • El Castillo de Duino Otro sitio fascinante de visitar, por estar ubicado justo en la costa. Su arquitectura, con tejados bermejos y muros de roca, le conceden una elegancia original y muy llamativa a este castillo, que perteneció a La Casa Principesca de Thurn y Taxis. En este lugar se han hospedado grandes artistas como Franz Liszt, Rainer Maria Rilke, Paul Valéry y Mark Twain entre otras personalidades. Hay mucho por conocer en este castillo, empezando porque su arquitectura datan de la época de los romanos, cuando se edificio la primera de sus torres. Hoy en día se presenta como un sitio muy romántico, dotado de estatuas y zonas verdes, mientras de fondo se aprecia el azul del mar.

El Castillo de Duino – Qué ver en Trieste

Conclusión de qué ver en Trieste

Para finalizar, considero que visitar Trieste en un día es una buena opción si lo tomas como punto de partida. Sin embargo, como has podido ver anteriormente es una localidad interesante para descubrir en al menos un par de días. Recorrer las calles peatonales de Trieste es realizar un paseo por el extinto Imperio Austro-Húngaro, es sentir de un plumazo el peso de la historia y los acontecimientos bélicos que cambiaron el mapa fronterizo de Europa. Sin lugar a duda, Trieste es sinónimo de belleza y arte.

Palacio de la bolsa y el comercio de Trieste

Escrito por Jesús Martínez
¿Y si nos votas? Gracias :)

Leave A Reply