Viajar a Laos, qué ver y hacer

0

 Viajar a Laos puede ser una de las mejores experiencias en el sudeste asiático. A través del siguiente artículo, nuestro embajador Ogmias, nos inspira con sus líneas para saber qué hacer y qué ver en Laos por libre incluyendo consejos e información práctica. ¿Es posible viajar sola o solo a Laos?

Viajar a Laos, qué ver y hacer.

El corazón del sudeste asiático

En medio del sudeste asiático, y rodeado de vecinos tan dispares como China, Birmania, Tailandia, Camboya y Vietnam, se encuentra Laos, la “Tierra del millón de elefantes”.

Se trata de un país por descubrir y explorar, pues no fue hasta la década de los 90 del siglo pasado, que Laos comenzó poco a poco a abrirse al mundo y es que, han sido múltiples los avatares acaecidos en este rincón del mundo y todos ellos se encuentran visibles con un sincretismo único y original.

Un poco de historia

Antigua bandera de Laos.

En el siglo XIV se creó en este lugar el reino de Lan Xang el “País del millón de elefantes”, un reino budista que aglutinaría a todas las tribus “lao” de la región, y que sería el germen del actual Laos. Este reino sometió y mantuvo a ralla a otros reinos y tribus tailandeses y vietnamitas durante más de 200 años. Sin embargo, en el siglo XVI Birmania destruyó el reino y Laos se dividió en tres estados (Luang Prabang, Champasak y Vieng Chan), cada uno de ellos vasallos de Birmania, Siam (Tailandia) y Vietnam, hasta que finalmente Siam sometió a todos ellos. En 1893 pasaron a ser protectorado de Francia, y en 1946 se creó el Reino de Laos, siguiendo la estirpe del viejo reino de Luang Prabang, pero todavía bajo dominio francés. Este reino consiguió su independencia en 1953, sin embargo esta independencia vino acompañada de una guerra civil entre los comunistas y los realistas. En 1975 el bando comunista se hizo con el poder, y desde entonces Laos es una República Popular. Por lo tanto, se trata de un estado comunista asiático, al igual que Vietnam y Myanmar (Birmania). Si estás interesado en visitar países del segundo mundo, no recomiendo leer Guía de Corea del Norte.

Viajar a Laos qué ver y hacer

Viajar a Laos qué ver y hacer

Información práctica para viajar a Laos

  • Vacunas: es preferible vacunarse de la Hepatitis A, y tomarse pastillas contra la malaria y la fiebre tifoidea. Más allá de esto, se recomienda también llevarse una pulsera y spray antimosquitos (en nuestro caso fueron realmente eficientes porque apenas nos picó ningún mosquito en toda nuestra estancia).
  • Idioma: el idioma oficial es el “lao”, que se parece hasta cierto punto al tailandés. A pesar de los años de colonialismo francés, no es fácil encontrar a alguien que hable francés, aunque tampoco imposible, tal y como ocurre en Macao con el portugués, el conocimiento del idioma colonial es residual. En lo relativo al inglés, si bien no es conocido por la población en general, en los lugares turísticos si que es posible comunicarse de manera básica en este idioma.
  • Seguridad: la sensación es de estar en un país muy seguro y acogedor. No obstante, para aquellos que vayan a realizar excursiones de montaña, es importante hacerlo, si se sale de las rutas establecidas, con guías, pues aún existen unas 40.000 minas antipersona activas desplegadas por el país, sobre todo en la cordillera montañosa en la frontera con Vietnam.
  • Acceso y transporte: No existe ferrocarril en el país. Por otro lado, las infraestructuras por carretera están muy poco desarrolladas, siendo en algunos casos incluso de tierra. Sin embargo los principales centros urbanos están bien comunicados por vía aérea y autobús. Si bien puede parecer exasperante el transporte, para mi supuso una manera de viajar con mucho encanto, atravesando montañas, ríos, arrozales y bellas chozas y casas elevadas de madera. Una verdadera experiencia para conocer lo natural y autenticidad del paisaje y de sus gentes.
  • Visado: para los ciudadanos de la UE, es necesario visado pero se hace en la misma frontera
  • Gastronomía de Laos, comida típica: los platos más característicos son la ensalada de papaya o pepino, el arroz glutinoso, o el arroz con tortilla de cerdo. No busquéis McDonalds, Pizza Hut ni ninguna otra cadena de comida, pues en este país no existen. Un ejemplo más de las dificultades de la globalización por entrar en este pequeño país. Pd. Cuidado con comprar la fruta “durian” y meterlo en la habitación, pues por el olor que desprende muchos hoteles penalizan con sanciones económicas.

Gastronomía de Laos, comida típica. Cena en el Hotel Burasari Heritage

Qué ver en Laos, ruta e itinerario recomendado.

Visitar Luang Prabang, el lugar más increíble del sudeste asiático

Capital histórica de Laos, Luang Prabang es el lugar más apasionante que he visitado nunca. El corazón de su ciudad está en un apéndice, que en su forma, y salvando las distancias, recuerda a Manhattan, entre el río Mekong y su afluente el Nam Khan, rodeados estos a su vez por una tupida y bella cornisa vegetal lo suficientemente espaciada como para dejar deleitarse con bellas puestas de sol. No es de extrañar que en un entorno tan increíble como este, se fundara la ciudad en un momento tan temprano como es el siglo VII, y poco tiempo después el lugar ya fuera uno de los centros religiosos y económicos más importantes de la región, y el mayor del país.

Ciudad patrimonio de la Humanidad, Luang Prabang es conocida como la “ciudad de los mil templos”, templos que son considerados los más bellos del sudeste asiático.

No existe un único centro histórico delimitado, ya que la ciudad en sí es una reliquia con calles pulcras y perfectamente delineadas, salpicadas por magníficos templos budistas históricos, exquisitas casas coloniales de estilo francés, palacios, mercados, restaurantes, tiendas, etc. todo ello en gran orden y estilo, y en un ambiente colonial francés y tropical.

“Misticismo, realeza y estilo” son los adjetivos que mejor definen este lugar único. Gran cantidad de sus restaurantes poseen piezas coloniales de época, siendo la decoración genuina, original y perfeccionista. Las estampas y sensaciones que uno siente es la de estar por momentos en una ciudad de la Indochina francesa en los años 20, en un ambiente tropical, y en otros en una ciudad-santuario budista. La cubertería, la decoración, las baguettes, retrotraen a un pasado colonial, aun muy presente, en lo arquitectónico y decoración. Incluso es posible deleitarse con un café realizado al estilo tradicional francés, utilizando el mismo sistema de elaboración, en cafeterías como el que sirven en el Chang Inn Heritage Hotel. Lo elaboran delante tuya y lo cierto es que es muy curioso, y el resultado asombroso. ¡¡Muy recomendable!!

Mejor cafetería de Luang Prabang Chang Inn Heritage Hotel. Consejos para viajar a Laos

Además de esto, la ciudad cuenta con el Palacio Real (actualmente conocido como “Museo Nacional”) –que además ofrece una pequeña colección de coches de época y los regalos ofrecidos a los reyes por los distintos dignatarios extranjeros, agrupados por “países socialistas o capitalistas”, y que en el caso de USA y la URSS eran regalos que tenían que ver con la lucha espacial que éstos mantenían por aquel entonces-, el templo Wat Xieng Thong, del siglo XVI es considerado uno de los templos más bellos de toda Asia, o el templo Wat Mai, de estilo tradicional laosiano y con tallados de madera y oro puro, por citar sólo algunos.

Wat Xieng Thong

Wat Xieng Thong – Viajar a Laos qué ver y hacer

Ciudad sagrada

No hay que olvidar que la ciudad es un centro religioso, donde los monjes son respetados y venerados, y prueba de ello es que todos los días al amanecer, los monjes salen en procesión por la calle Sisavangvong, la arteria principal de la ciudad, y recogen los alimentos y ofrendas que los locales les ofrecen. Por su parte, todos los monasterios y templos budistas están abiertos para todo el mundo. Mientras se camina por la ciudad a última hora de la tarde, la ciudad se rinde a los cientos de cantos de todos los monjes, en una unísona voz, que deja a uno en trance y anonadado. A diferencia de otros países budistas, en Laos no se paga por entrar a los templos budistas, estos están abiertos para todos, pero no hay que olvidar que son el hogar de los monjes y que es importante guardar el respeto debido, que se traduce en no hacer fotos con flash dentro de los templos mientras los monjes rezan en ellos, guardar silencio, y acudir a estos recintos con los hombros tapados.

Religión en Laos. Ofrendas a monjes budistas

Ofrendas a monjes budistas. Consejos para viajar a Laos

Otro lugar espectacular es el monte sagrado “Phousi”, en el centro de la ciudad y coronado por el templo Wat That Chomsi. Desde allí las vistas de todo el valle son ciertamente espectaculares. A sus pies tiene lugar el “mercado nocturno”, todos los días cada tarde.

Lo más increíble de la ciudad, es que explorando las callejuelas entre sus arterias principales, en prácticamente todas ellas encuentras un lugar mágico, ya sea un mercado local con encanto, una zona de templos o casas coloniales.

Pero, esto no es todo!! Y es que el área próxima a la ciudad hace honor a una ciudad tan mágica, permitiendo excursiones increíbles:

Qué ver en Luang Prabrang y alrededores

Naturaleza en estado puro. Viajar a Laos qué ver y hacer

Naturaleza en estado puro. Viajar a Laos qué ver y hacer

  • Las cuevas de Pak Ou: A 25 km de la ciudad, en este santuario subterráneo, junto al río Mekong, se guardan más de 1000 estatuas de Buda. Se trata de un lugar sagrado desde hace siglos, razón por la cual es un lugar de peregrinaje budista.
  • Las cataratas Kuang Si: Es el lugar más bonito e increíble de cascadas que he visitado nunca. A 29 km de la ciudad, se encuentra una sucesión de cataratas increíblemente bellas, -coronadas por una joya en forma de cascada de 50 metros -, con agua totalmente cristalina y rodeada de una preciosa y rica vegetación y fauna, salpicada con múltiples piscinas naturales azul turquesa poco profundas, y donde es posible bañarse en casi todas ellas –excepto en algunas zonas por seguridad o por considerarse lugar sagrado-. Es toda una experiencia mística y relajante con la naturaleza. A la entrada existe una zona vallada de osos rescatados.
  • Campo de elefantes: tigres y elefantes son habitantes habituales de esta zona norte de Laos. Es por ello que en los alrededores de Luang Prabang existen varios campos de elefantes. Existen varios de ellos, destacando aquellos que acogen a elefantes que han sido maltratados o que se empleaban para trabajar el campo. Son lugares donde poder interactuar con ellos, alimentándolos, paseando, e incluso bañándote con ellos en el río.
  • El Área Nacional de Conservación de la Biodiverisdad, donde pueden realizarse excursiones para la observación de tigres, monos y otros mamíferos y elementos vegetales de la región.

 Además de esto, esta zona tropical con llanuras, montaña y río, hará las delicias de aquellos interesados en realizar excursiones en bici, senderismo, o kayak entre otros. Por otro lado, navegar el Mekong o visitar el otro lado del río, son actividades muy placenteras, potenciadas por un entorno natural, tranquilo y muy apacible.

Para concluir, y como ya dije antes, Luang Prabang me parece el lugar más mágico y con más encanto donde desconectar y disfrutar. Considero que es el modelo más perfecto de turismo sostenible que he conocido nunca. Es una ciudad respetuosa con el medio ambiente, con las tradiciones, con la religión y con la historia. Si bien es una “ciudad turística”, el turismo no es intrusivo ni masivo. Existe un bonito equilibrio como no he visto en otro lugar. Se nota el cariño al turista, pero no es el centro de atención de la ciudad. El turista participa como local, como un espectador privilegiado, en la vida cultural, social y religiosa de los laosianos. El turismo es apreciado, pero no condiciona el espíritu de la ciudad. Muchos de los hoteles no tienen lugar en edificaciones nuevas e intrusivas, sino en renovadas casas coloniales como por ejemplo el Hotel Bursari Luang Prabang del cual os muestro una fotografía a continuación.

Dónde dormir en Luang Prabang. Consejos para viajar a Laos. Hotel Bursari Luang Prabang

En Luang Prabang, la belleza de la arquitectura colonial se fusiona con la tradición budista en un entorno natural privilegiado. Viajar a Laos no es sólo conocer, sino experimentar nuevas sensaciones, sensaciones únicas como es teletransportarse en el tiempo sin ningún tipo de esfuerzo intelectual, ser testigos de cómo el mundo occidental y asiático se fusionaron con una sintonía como pocas veces se ha visto en otros lugares, o fundirse con la naturaleza y su entorno en un lugar mágico, que fue declarado sobradamente por méritos propios como Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1995.

Dónde dormir en Luang Prabang

Estuvimos alojados en el Hotel Burasari Heritage. Realmente fue el hotel idóneo para el lugar perfecto. De nuevo, hospedarse en el hotel supuso, más allá de un lugar apacible donde descansar cómodamente, una experiencia que incentiva, potencia y recrea las sensaciones que Luang Prabang ofrece. Se trata de una antigua casa colonial pegada al río Nam Khan, cuya restauración ha sido cuidada con exquisito detalle para transportar al huésped a los años 20 de una ciudad esplendorosa. Austera por fuera, y acertadamente decorada y amueblada, esta imponente mansión colonial posee innumerables detalles de la decoración de la época, desde un billar o un gramófono, a los globos terráqueos o teléfonos de entonces. El restaurante ofrece una exquisita carta de comida que aúna la gastronomía francesa y laosiana, y las habitaciones todas en madera, poseen todas las comodidades necesarias y también están decoradas al estilo colonial francés. Incluso desayunar en él es toda una experiencia, con una rica y variada carta, de hecho durante nuestra estancia, había gente que no se hospedaba en el hotel y sólo venía para desayunar en él o tomarse una copa maravillados por el lugar. Estar en su hall es vivir otra época, otras emociones y una nueva experiencia. Nunca un hotel me causó tanta impresión por haber sabido captar la sintonía con el entorno y con su pasado histórico, verdaderamente todo un acierto. Lo recomiendo encarecidamente para todo aquel que venga a esta ciudad.

Dónde dormir en Luang Prabang. Hotel Burasari Heritage- Consejos para viajar a Laos

Qué ver en Vientián/Vientiane, la ciudad budista-comunista

Ciudad sino hostil para el turista, sí desconocedora de los intereses del mismo.  La capital del país no se lo pone fácil al turista, pero aquí reside su encanto, es el turista quien debe descubrir por su cuenta la ciudad, y la verdad es que tiene pequeños tesoros escondidos. Desde la oficina de turismo se nos dijo que los lugares de interés eran “el mercado nocturno de la ciudad y una pequeña zona de templos”, aconsejándonos no estar en la ciudad más de un día porque no había “nada más que ver, ni tan siquiera en los alrededores”. Mucho más lejos de la realidad, la ciudad cuenta con multitud de templos por toda la ciudad, casas coloniales (que a pesar de estar descuidadas y en estado ruinoso, se elevan majestuosas entre edificios de arquitectura comunista), el mercado de Thong Kham Kham, museos, estupas, monasterios, plazas, y hasta una réplica del arco del triunfo francés versión laosiana (que tiene incrustado un cartel que tacha a este  bello edificio de “monstruo de hormigón”!!). A continuación qué ver en Vientiane, principales lugares de interés.

 Pha That Luang

Templo más importante de Laos, y emblema nacional, se trata de una estepa budista del siglo XVI, recubierta de oro, y situada sobre un antiguo templo hindú del siglo III. Siglos de pillaje y destrucción, no han conseguido que una y otra vez haya emergido orgullosa y radiante. Desde que un comerciante holandés de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales fuera el primer europeo que lo visitara allá por el siglo XVII, ha dejado impresionados a todos los occidentales que lo han visitado.

Pha That Luang – Viajar a Laos qué ver y hacer

Parque de Buda

Lugar curioso donde los haya, se trata de un lugar religioso erigido por Bunleua Sulilat, sacerdote chamán que trató de aunar la religión budista con la hinduista. Resultado de ello es el original estilo artístico de las más de 200 estatuas aquí reunidas. Destaca una figura que aparenta una calabaza gigante a la que se puede acceder a su interior y techo (en Europa dudo que se pudiera entrar a este edificio por razones de seguridad y porque no hay ninguna restricción al acceso a las estatuas, razón por la cual muchas yacen rotas en pedazos en el interior de esta “calabaza gigante” que representa el cielo, la tierra y el infierno), un buda de seis brazos coronados por calaveras, un templo, un elefante de tres cabezas, o un buda recostado.

Parque de Buda. Viajar a Laos qué ver

Parque de Buda. Viajar a Laos qué ver

 Phat Tich Templo 

Diferente al resto por su estilo budista vietnamita, una simpática mujer del personal se nos dirigió en francés para invitarnos a subir todas las plantas de la pagoda y disfrutar desde arriba de una bella panorámica de la ciudad.

 La Estupa Negra (That Dam)

Devorada por la naturaleza en medio de la ciudad, haciendo las veces de rotonda, es un lugar sagrado para los locales, pues consideran que en él habita una divinidad de siete cabezas. Es fácil encontrar ofrendas en ella.

Patuxai

Arco del triunfo de la independencia creado en 1962 y que nunca fue acabado. A pesar que un cartel en él situado reza que este edificio “a medida que te acercas el edificio impresiona menos” pues parece “un monstruo de hormigón”, considero que es bonito y agradable. Es posible subir a su interior.

Arco del Triunfo Laos

Arco del Triunfo Laos

Otros lugares de interés en Vientiane

El mercado nocturno (lleno de energía y en cuyo alrededor, junto al río y al anochecer, los cuidadnos de la ciudad se reúnen para bailar, sin ninguna duda un verdadero espectáculo), los antiguos y bellos templos Wat Si Muang y Haw Phra Kaew, el mercado de Talat Sao, las casas coloniales, los museos (que si bien pueden ser interesantes como el de Historia Nacional o el de la Guerra, requiere por las autoridades un mayor esfuerzo de cara al turista pues están poco adaptados, en algunas ocasiones descuidados y apenas se da información suficiente sobre ellos), los edificios institucionales comunistas, o muchos más templos diseminados por la ciudad.

Casas coloniales descuidadas. Qué ver y hacer en Laos

En definitiva, Vientiane es la capital más tranquila de todo el sudeste asiático, lo cual invita a descubrirla de manera apacible y relajada. Y tras un día de caminata, los masajes laosianos son ninguna duda reconfortantes, aunque físicamente más exigentes que los tailandeses.

Turismo en Laos qué ver y hacer

Vang Vieng

Ciudad junto al río Nam Song y montañas preciosas, tiene los anocheceres más bellos que jamás he visto. La neblina además da una sensación mística a estas increíbles apuestas de sol. Además de ello, desde la ciudad parten múltiples excursiones para hacer kayak (muy recomendable), tubing (cuyo negocio van alternando las distintas familias de la localidad), trekking, ciclismo, escalada, visitar cuevas, paseos en caballo, o lagunas. Se trata de un destino para mochileros a camino entre Vientián y Luang Prabang. Sin embargo considero que salvo los bellos anocheceres y las agradables cafeterías en los entrantes del río, Vang Vieng es una ciudad turística con muy poco encanto, a veces incluso con un aspecto realmente zafio, y la mayoría de las excursiones pueden realizarse también en Luang Prabang. En todo caso, no recomiendo en absoluto la Laguna Azul, es pequeña, atiborrada de turistas, y la única atracción es saltar desde una rama de un árbol al agua. Recomiendo el “elephant crossing hotel”, junto al río, vistas espectaculares y muy cómodo; y comer comida local en las terrazas que hay junto al mercado nocturno.

Vang Vieng. Turismo en Laos

 Llanura de las Jarras

Lugar histórico misterioso, con miles de jarras gigantes, junto a huesos y herramientas de la época, que se creen fueron creadas hace 2000 años por un pueblo desconocido que habitaba esta región montañosa fronteriza al este de Laos, y cuya utilidad también se desconoce. Solo un área puede visitarse (la zona 1, 2 y 3), y hay que seguir las indicaciones, ya que el resto sigue con bombas americanas aún por detonar, y en el entorno, entre jarras, objetos coloniales y estatuas budistas, existen cráteres de bombas, metralla metálica y trincheras por la Guerra de Vietnam. Por estas razones se considera que es uno de los yacimientos arqueológicos más peligrosos del mundo. Más información aquí sobre la Llanura de las Jarras

 Otros lugares turísticos en Laos

 Xam Neua (ciudad fronteriza con Vietnam, posee icónica simbología soviética difícil de ver en otras ciudades, y evidencias de la guerra civil), y el Sur del país, con las cataratas, rápidos y naturaleza salvaje en Si Phan Don (con restos del primer ferrocarril que se construyó en el país, y con delfines de agua dulce), y los inquietantes restos arqueológicos del Imperio Jemer en Vat Phou, Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Vat Phou – Viajar a Laos qué ver y hacer

Conclusión

Todos los elementos del imaginario occidental sobre el sudeste asiático existen y pueden encontrarse en Laos, pues pocos países de la región pueden decir lo mismo. Laos es un lugar único que aúna comunismo, budismo, colonialismo y hogar de grandes imperios como el jemer, así como de otras poblaciones desconocidas pero que dejaron su impronta en este lugar, así como las distintas naciones y reinos que por él pasaron. Pocos países de una región tan turística como la del sudeste de Asia, permiten descubrir tanto en un entorno natural y genuino donde a la globalización aún le cuesta hacerse paso. Fuera de las aglomeraciones turísticas y urbanas se encuentra Laos, un lugar con otro concepto de vida y del tiempo, donde relajarse y disfrutar de la naturaleza, de sus gentes y de la historia.

Artículo escrito por  Ogmias ¿Quieres leer más artículos sobre él?
No te pierdas su sección
 Embajador Ogmias.

Desde Vero4travel queremos agradecer a Ogmias su encomiable labor de inspirar al mundo a través de sus exóticos destinos. Este consejos para viajar a Laos por libre sola o solo es una guía repleta de ingente cantidad de datos, información y experiencias para aquellos que se aventuren a viajar al sudeste asiático.

Todas las fotografías excepto Hotel Bursari, Cafetería Chang Inn Heritage Hotel y casa colonial descuidada de Vientiane que son cedidas por autor, pertenecen al banco de imágenes Shutterstock cedidas con todos los derechos a Vero4travel como contenido editorial.

¿Y si nos votas? Gracias :)

Leave A Reply